A. L. M., Armonizador Lumínico Magnético

Conocido normalmente por sus siglas A.L.M., en los cursos de Pedro Clemente se le denomina coloquialmente como "la máquina" debido a su concepto de 'aspirador, pues uniendo las propiedades de todos sus componentes se aprovecha el magnetismo de los imanes para aspirar la carga electromagnética 'caótica' asociada a los procesos de dolor e inflamación del cuerpo humano, la estructura lumínico-magnética que hay alrededor de una dolencia.

 

Es importante aclarar que ALM NO CURA, sólo succiona la estructura lumínico-magnética alterada o aberrante causante de la inflamación y dolor, produciendo un ALIVIO DE LOS SÍNTOMAS y ayudando al área a tratar a recuperar su estado de equilibrio electromagnético en la medida de lo posible.

 

¿Por dónde aspira? A través de una manguera de fibra óptica flexible montada sobre un tetraedro, en posición vertical sobre los filtros e imanes.

 

Lo aspirado acaba siendo transmutado por un componente de esta 'máquina', una gran drusa de cuarzo, a la que estar infinitamente agradecidos, pues siendo el resultado de miles de años de formación, podemos 'ensuciarla' y 'agotarla' en cuestión de meses de tratamiento, en cuyo momento puede ser necesario sustituirla, debiendo devolverla de nuevo al menos 30 años para su recuperación a través de la Tierra.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tiempos orientativos de aplicación:

  • Situaciones leves, de 2 a 5 minutos/zona

  • Inflamaciones severas, derrames, quemaduras, etc, de 5 a 10 minutos/zona

  • Procesos cancerígenos o degenerativos asociados a dolor intenso, de 30 a 40 minutos/zona

  • En radioterapia, 5 minutos, 3 días consecutivos después de las sesiones

 

Necesario cita previa.

 

Sesión de 00:30 /15 €  -- 01:00 / 30 €.  Para tratamientos crónicos, consultar. 

 

Facilitado por Jon Pulgar, formado por Pedro Clemente, Esencias Florales del Mediterráneo

tratamiento dolor móstoles pedro clemente